Lo que no debes hacer cuando terminan contigo

sábado, 18 de agosto de 2018 04:16 pm

Una ruptura amorosa implica un proceso doloroso, un duelo. A veces somos nosotras las que decidimos poner fin a la relación de pareja, pero hay otras ocasiones en las que nos toca estar del otro lado y que sea nuestra pareja la que decida poner punto final al lazo.

En este último caso, suele ser más doloroso, sobre todo si te toma por sorpresa. Incluso, hay quienes tras una ruptura amorosa experimentan el llamado Síndrome del corazón roto.

De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, el síndrome del corazón roto se puede dar ante la pérdida o separación de una persona y los síntomas más característicos son dolor en el pecho y dificultad para respirar, similar a la sensación que provoca un ataque cardíaco. 

Pero, para evitar que una ruptura te afecte de este modo u otro, te decimos lo que no debes hacer cuando terminen contigo.

Buscarlo

Por más que lo extrañes, no lo busques. Acosarlo o tratar de hacerte presente puede hacer que te sea más difícil superarlo, esto sin omitir que él podría reaccionar de manera negativa, haciéndote sentir aún más triste. Piensa que por algo tomó la decisión y por más que te duela, debes asumirla y respetarla.

Aislarte

Por más triste que te sientas, de nada te servirá enclaustrarte, alejarte de los tuyos y dejar de hacer las actividades que te gustan. Aislarte lo único que provocará es que solo pienses en la ruptura, te afecte emocionalmente y te sea más difícil superarlo.

Reemplazar

El dicho de que “un clavo saca otro clavo” es falso. Iniciar otra relación antes de vivir tal cual el duelo de la relación pasada solo provocará que te sientas mejor de manera temporal, pero a la larga tanto tú como el otro saldrán lastimados, pues lo que mal empieza, mal termina.

Reprimirte

Claro que se vale llorar y externar lo que sientes. El llanto libera las emociones y da alivio. Platicar con tus seres queridos sobre el tema también te ayudará a soltarlo y superarlo más rápido.

Dejarlo pasar

Si por más que pasan los meses no consigues darle la vuelta a la página y crees que incluso estás cayendo en una depresión, no dudes en buscar una terapia psicológica. Te servirá para superar el dolor, la etapa de negación y acabar con los momentos de tristeza y dolor.

Sobre Pedro Poller