Delincuentes mataron a un hombre para robarlo

miércoles, 19 de septiembre de 2018 03:11 pm

2001

Un comerciante de 52 años murió tras ser asfixiado por varios delincuentes quienes ingresaron a su casa con la intención de robar. El hecho tuvo lugar en la casa número 21 de la sexta avenida de la calle Santa Rosa, entre calles Carabobo y Libertad de la ciudad de Maracay, Aragua.

La víctima respondía al nombre de José Gregorio Galindez Guzmán, quien el referido día estaba en su casa cuando un sujeto apodado como “El Sobrino de Simón” llegó al sitio, y tocó la puerta de la vivienda de Galindez, al parecer este último conocía al sujeto por lo que le permitió entrar a su residencia en compañía de dos hombres más.

Los tres sujetos sometieron a José Gregorio, lo llevaron a uno de los cuartos, le metieron un trapo en la boca y lo amordazaron. Su esposa, identificada como Gladis Prada Materán, trató de interceder por su pareja, pero de nada sirvió debido a que recibió una golpiza por parte de los maleantes.

Un vecino, quien se percató de la situación, alertó a los demás residentes de la comunidad en busca de ayuda. Los malhechores al verse acorralados decidieron salir de la vivienda donde los esperaba una cuarta persona dentro de una vehículo Turpial Azul en el que escaparon.

Los heridos fueron trasladados hasta el Hospital Central de Maracay, pero en el trayecto falleció José Gregorio. Hasta el cierre de esta edición se desconocen las causas de la muerte. El fallecido se ganaba la vida guardando carros pequeños dentro del estacionamiento de su casa.

Lugareños del sector comentaron que “El Sobrino de Simón” es un tipo mala conducta quien siempre está en compañía de presuntos antisociales.

Trascendió que los delincuentes tenían como objetivo desvalijar los carros, que estaban en el estacionamiento de Guzmán, para llevarse los cauchos, acción que fue frustrada por uno de los moradores del referido sector.

Cabe destacar que a dos viviendas de donde se cometió el hecho funciona un comando policial.

Sobre Pedro Poller