¡Pueblo! : Ayudemos al Presidente Maduro exigiendo nuestros derechos Por: Hugo Moyer Agostini

viernes, 9 de noviembre de 2018 08:04 am

Con mucho amor, en recuerdo del Presidente Hugo Chávez Frías – a cinco años de su siembra – a quien, alguna vez, le escuché decir y está vigente: “No permitamos que el Partido (PSUV) sustituya, y secuestre, las iniciativas y luchas de nuestro pueblo” No lo permitamos, pues:

¡SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO! NO EL PARTIDO, NI EL ESTADO Y MENOS EL GOBIERNO ¡SEAMOS AUTÓNOMOS!

¡Sólo el pueblo salva al pueblo!: Al pueblo no lo salvará una caja de CLAP, unos bonos esporádicos… y menos, un Golpe de Estado o una invasión militar estadounidense, oligarca y sionista.

No estamos escuchando, como debe ser, los verdaderos clamores y dolores del pueblo. Nos hemos concentrado, en demasía, en resolver los desequilibrios macro-políticos y macro-económicos y nos hemos descuidado en escuchar a nuestro pueblo. Sólo así podemos resolver sus apremiantes necesidades más sentidas. Hemos “dialogado” a sus espaldas, muchas veces, sin pedirle autorización, ni siquiera, a la Asamblea Nacional Constituyente. Ya nos lo han insinuado, con su estilo y disciplina: Luis Brito García, Julio Escalona y otras voces preocupadas. Nadie pondrá en duda su compromiso, su sabiduría y su experiencia. El pueblo debe incrementar y afinar su organización y, sobre todo, debe movilizarse y reclamar, con fuerza y de manera pacífica, sus derechos.

La vida cotidiana de la gente (alimentación, transporte, seguridad y otros servicios públicos) así como muchos de los problemas micro-económicos, micro-sociales y micro-políticos, a veces – no siempre, claro está – pasan desapercibidos en los “altos niveles” del gobierno y del PSUV. Y si ellos se acumulan, pudieran explotar “inesperadamente”. Pudiéramos estar en vísperas de un estallido social que no lo detendrá ni el PETRO, ni el VeQR, ni las Misiones Sociales, ni los bonos, que muchos juzgan – hasta con toda razón – como dádivas o mendrugos de pan al hambriento.

LA INFLACIÓN INCONTROLADA SEPARA A LA FAMILIA

Ya se hace insostenible, el proceso hiper-inflacionario y la crisis que veníamos alertando desde hace muchos años. Al punto que hay muchos sectores de la población que se molestan con el Presidente Maduro, cuando aumenta el salario mínimo, porque realmente lo que desean es que se regulen y ajusten los precios al consumidor para contener la desbocada y casi incontrolada inflación, la cual genera más corrupción.

Las cada vez más altas oleadas de jóvenes profesionales que salen al exterior – desesperanzados y sin fe en el futuro de la Patria – son un síntoma alarmante al que no hemos prestado suficiente atención. Los que aún resistimos, y resistiremos hasta el final, lo hacemos por conciencia y compromiso, a la vez, los sabemos: muchísim@s lo hacen porque no les queda otra alternativa. Si la tuvieran, con mucha probabilidad buscarían fuera del país una salida a esta pesadilla. Esa es la verdad. Aunque nos duela. Sabemos que las causas son múltiples y variadas. No todo el mundo lo comprende y menos aún lo acepta.

¿LOGRAREMOS LLEGAR A SALVO AL 20 DE MAYO DE 2018?

Dije, en uno de mis artículos, que creía y sigo creyendo, que es difícil llegar al 22 de abril. Ahora creo que mucho más nos costará llegar al 20 de mayo, salvo que ocurra algún milagro con el PETRO, una súbita mejora de la producción y exportación de productos no tradicionales, se concrete aún más el apoyo internacional de países aliados – como Rusia o China – u ocurra alguna de esas sorpresas presidenciales que nos dejan atónitos y gratamente sorprendidos. La fe no está reñida con la realidad científica. Dios creó las leyes que nos rigen, sólo que las descubrimos para inventar a partir de ellas nuevas realidades, como co-creadores. La cosa no es tan fácil como parece. No se trata de ser pesimistas y menos “realistas”: ¡Somos Patriotas! A la vez, no podemos ocultar el sol con un dedo. Debemos ser optimistas y luchar por construir, juntos, nuestro futuro, conscientes que nos enfrentamos a importantes amenazas y dificultades.

AL PRESIDENTE NI AL PUEBLO PODEMOS DEJARLOS SOLOS

Son las 3 am de la madrugada. La hora en la que, al parecer, se acuesta a descansar el Presidente Nicolás Maduro. Según le escuché decir, en su educativo y esclarecido programa, a nuestro amigo y hermano de luchas, el incansable Ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo.

Probablemente, el Presidente Maduro, lo hace emulando el trabajo intenso del Presidente Chávez: su maestro. Reflejo de lo que ya hemos venido alertando y demostrando desde hace tiempo, asidos a las enseñanzas que recibimos del que fuera nuestro ilustre profesor, en Ciencias y Técnicas de Gobierno, Carlos Matus Romo. A través de sus lúcidas enseñanzas (Recomendamos leer: “El Líder sin Estado Mayor”, “Los tres Cinturones de Gobierno” y “Adiós Señor Presidente”, entre otros) y de observar y auscultar la realidad de nuestros tiempos, hemos aprendido muchas cosas, por ejemplo:

EL TIEMPO: ES EL RECURSO MÁS ESCASO

El tiempo, sobre todo cuando escasean los recursos económicos, es uno de los recursos más escasos que tiene un Presidente. Por eso, hasta Chávez pidió tiempo a Dios para terminar su obra. Parodiando, el refranero popular, pudiéramos decir: “El tiempo perdido hasta los gobernantes lo lloran”. No tenemos tiempo, es: ¡Ahora o Nunca!

HAY QUE SIMPLIFICAR AL ESTADO BOTARATA

La estructura de la macro-organización del Estado no funciona – como sería deseable – y por eso, la burocracia pública, es en parte responsable de que se acumule en el Presidente una carga de trabajo que se refleja en su rostro a través de sus ojeras, producto del agotamiento. Tal vez, esta es la razón, de algunos de los errores que salen de sus “actos de habla” y de sus equivocadas acciones que, de vez en cuando, suele cometer el jefe del Estado: nada es perfecto. El Estado, sin embargo, es perfectible. Y debemos modernizarlo. Pero: ¿Quién moderniza a los modernizadores?

PRIORIDAD: LOS PROBLEMAS COTIDIANOS DE LA GENTE

El que un presidente, como Chávez o Maduro, casi no duerman es el reflejo del compromiso, del Presidente, con la palabra empeñada; su alto nivel de consciencia patria y, a la vez, significa que no existe un verdadero Estado Mayor que lo ayude a procesar y resolver problemas tecno-política y éticamente y, además, refleja que la estructura y el funcionamiento del Partido (PSUV) y de los partidos aliados, es inadecuada y pasan, buena parte del tiempo, más preocupados por ganar elecciones y mantenerse en el poder, que resolver los problemas económicos y sociales, como los de la vida cotidiana de la gente.

Pareciese que el principal problema de los partidos fuese sólo: ¿Cómo llegar al poder y cómo mantenerse? En general, sólo se recuerdan de los problemas de la vida cotidiana de la gente y se visitan las comunidades cuando estamos cercanos a las elecciones. Much@s pobladores de la provincia agregan, además y nos llaman la atención de que: “Venezuela no es sólo Caracas” por mucho que ha dado el ejemplo como dice nuestro himno nacional. Es el clamor del pueblo provinciano. Soy sólo un eco.

De modo que no hay dudas, debemos colaborar con el Presidente Maduro y su gobierno. Queremos hacerlo. Sobre todo, desde las comunidades. Desde el Poder Popular en construcción. Sólo que, algunas veces, se nos olvida que ellas tienen sus propios problemas y necesidades.

UN EJEMPLO QUE HE VIVIDO: NADIE ME LO CONTÓ

Conozco numerosos experiencias comunales, porque he participado en variadas organizaciones y redes sociales, así como en importantes grupos de opinión, además que he leído cantidad de artículos, noticias y email, en los que se narra el malestar de la población que no ven la hora de terminar esta pesadilla que hoy vivimos en Venezuela, cualesquiera sean sus causas históricas, geno y fenosituacionales (internas y externas)

Anoche, pedí autorización para escribir y publicar este artículo, en la reunión del equipo que aspira dirigir: la organización de los CLAP, el Consejo Comunal de “El Paraíso” y, si fuera posible, la UBCH del sector sur vía Cordero. Cumpliendo con mi palabra, paso a narrar, muy brevemente, algunas inquietudes que ojalá sean escuchadas y, sobre todo, resueltas en bien de la comunidad, incluso en favor del proceso y del PSUV. Hay mucho compatriota desanimad@. Molest@. Arrech@.

“EL PARAISO” TENEMOS EL RETO DE SER UNA ORGANIZACIÓN COMUNAL MODELO EN EL PAÍS

Este encuentro comunal que venimos realizando, semanalmente, en la “Casa de América Latina y del Caribe” ( Casa que en el futuro, si Dios así lo permite, aspiramos convertir en la “Casa Comunal” de San Rafael de Cordero, Paramito y zonas aledañas, del Municipio Cárdenas, del estado Táchira) versó, en esta oportunidad, sobre los “formatos y formaticos” para un censo que nos hacen llegar de improviso y nos obligan “disciplinadamente” a llenar y que “por órdenes Presidenciales” y, según dicen, por “directivas del PSUV Nacional y estatal”, así como por supuestas instrucciones de un tal “Estado Mayor” o una “Sala Situacional” Municipal, que probablemente no saben, en esencia, qué es ni una cosa ni la otra. ¿Habrán leído el libro: “El Líder sin Estado Mayor”? ¿Sabrán que es una verdadera Sala Situacional? ¿Quién sabe?

Me dispongo, además de escribir y publicar este artículo que espero, al menos, deje constancia histórica – en la comunidad de San Rafael de Cordero – de nuestro malestar, como comunidad organizada e inteligente – dispuesta al aprendizaje permanente – a visitar a nuestra apreciada, hermana de luchas, Zoraida Parra, quien coordina el PSUV en el Táchira, conjuntamente con Nellyver Lugo (zuliana como yo), Jonathan García (actual Presidente del CLR), Estrella Uribe (estimada amiga con la que he compartido luchas en el pasado) y otros camaradas con los que hemos trabajado por hacer realidad sueños e ideales de justicia social.

Tengo casi 18 años en esta zona y nunca, óigase bien ¡nunca! he hecho uso de mis relaciones con ell@s para buscar algún privilegio, prebenda, cargo o algún contratico personal. Incluso, hace un mes me acerqué muy tímidamente, para retomar la idea de la Escuela Latinoamericana y del Caribe de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG) y estudiar la posibilidad de crear la Escuela de Gobierno Regional, razón de mi venida al Táchira y que es parte de un Juramento, aún incumplido. Un viaje a Maracaibo, y múltiples ocupaciones, me distrajeron de ese propósito.

Hoy lo hago, con la consciencia y el impulso que me da la fuerza de mi nueva y, Dios mediante, nutritiva familia humana con la que espero compartir importantes vivencias y experiencias: la Comunidad de San Rafael de Cordero y zonas aledañas.

RATIFICO, UNA VEZ MÁS, MI JURAMENTO DESDE EL TÁCHIRA

Vine al Táchira con el compromiso adquirido de ayudar, no sólo a Ronald Blanco La Cruz y al Presidente Chávez, sino al pueblo tachirense del que he aprendido su tesón, en el trabajo honesto; su amor por su terruño y su ambición de poder y para ratificar, una vez más, mi juramento:

“Juro, que es un hecho su hermoso (de Carlos Matus) y necesario proyecto (la ESCOLAG). Por encima de cualquier obstáculo burocrático, y aún a pesar de la mezquindad y las miserias humanas (Giordani, Yadira Córdova, María Cristina Iglesias y otr@s más) que vilmente nos rodean. Aunque la naturaleza o Maquiaveo se opongan. Lo juro”

Ver artículo: “En una palabra: Juramento” publicado el 08/06/2005, que aparece en la pág 354, de mi libro: “En una palabra: COMPROMISO”

LAS NECESIDADES DE LA COMUNIDAD DE SAN RAFAEL DE CORDERO DEBEN SER ATENDIDAS PARA ENTREAYUDARNOS

Después de escuchar las incomodidades, las frustraciones, los dolores, las angustias, y percibir que pueden resquebrajarse las esperanzas y la fe de líderes y de todo un pueblo valiente que desinteresadamente se entrega, por completo, a la lucha por la defensa de sus propios intereses y los de la clase social que representan, vuelvo a jurar y a comprometerme que se hará realidad, en el Táchira y deseo que se haga concrete pronto en el Zulia – mi tierra natal – la creación de un centro de formación en la que el pueblo de Venezuela sea su propio gobernante, sin más intermediarios. Acabo de recibir la grata noticia de que el ciudadano Gobernador del Zulia, Omar Prieto, en reunión de Consejo de Gobierno, acaba de aprobar nuestra propuesta de firma de Convenio entre ESCOLAG y la Gobernación del estado Zulia, para este y otros propósitos de formación. Estoy persuadido que, de concretarse el apoyo del Gobernador y del excelente equipo de hombres y mujeres que le acompañan, se cumplirá una de nuestras “profecías”: “El Estado Zulia se convertirá en modelo de gestión gubernamental en el país”. Es decir: “Por sus frutos los conoceréis”. Tal vez, esté llegando la hora de demostrar al mundo qué significa, de verdad verdad, que es ser y hacer un BUEN GOBIERNO.

TENEMOS UNA IMPORTANTE DEUDA CON LA COMUNIDAD

No es posible que la Comunidad de San Rafael de Cordero, especialmente, la ubicada en la parte media, sector donde funciona la “Casa de América Latina y del Caribe”, aún no haya recibido el ofrecido apoyo gubernamental de un CLAP por familia y, mucho menos, que sea quincenal como me he cansado de escuchar ofrecer al Presidente Maduro ¿Será que nadie le informa que una cosa es lo que el ofrece y otra es la realidad de lo que ocurre? Tampoco esta comunidad ha recibido el beneplácito para: la reparación o asfaltado de todas sus calles; un buen alumbrado público y la garantía de seguridad personal y familiar; un eficiente servicio de transporte urbano y sub-urbano que sustituya el mal servicio de la Línea Cordero; un adecuado servicio eléctrico, de CANTV y de agua potable; viviendas dignas, entre tantas otras necesidades sentidas y requeridas por la pequeña pero pujante población del Táchira. Donde existen importantes tecnólogos populares y hombres y mujeres de bien que laboran en diversas áreas del quehacer económico: construcción, herrería, sector automotriz, modistería…en la otrora exclusiva tarea de armonizar con el campo y las actividades agroalimentarias hoy dejadas, en general, en el olvido de una generación absorbida por la “civilización”

NOS PREGUNTAMOS, CON TODO EL RESPETO QUE MERECEN:

¿Por qué no se han resuelto estos problemas? ¿Por qué no se le ha asignado su respectivo código al CLAP, “Los Vegueros del Paraiso”, de San Rafael de Cordero y no se le ha garantizado su respectiva caja a cada familia de ese sector, al menos, mensualmente? ¿Por qué se viola, en esta comunidad, la Ley de los CLAP aprobada por la ANC? ¿Por qué, estimado Freddy Bernal, en su terruño, usted que es Ministro de Agricultura Urbana, protector del Táchira y Coordinador Nacional de los CLAP, hay comunidades –como la de San Rafael de Cordero parte media (Sector sur vía Guarín) – que no han recibido NUNCA una caja gubernamental de CLAP y, sin embargo, se le exige que trabajen de manera voluntaria a favor del PSUV y del gobierno, como si fueran un@s borreg@s, un@s esclav@s o un@s explotad@s? ¿Por qué sólo se les visita y se les escucha cuando vienen elecciones? ¿Qué vaina es esa? ¿Acaso no se sabe que en las comunidades también hay seres humanos que requieren: comer, divertirse, educación y salud de calidad, transporte eficiente y condiciones laborales adecuadas, asfaltado de sus calles, servicio de internet…? ¿Es que alguien está esperando que nos arrechemos y les demostremos que sus discursos y sus ofrecimientos no pueden seguir siendo palabra hueca y vacía y que no bastan las buenas intenciones y los planes ilusorios? ¿O es que están esperando que le demostremos de lo que es capaz el pueblo bravío y organizado del país? ¿Se nos ha olvidado aquel 27 y 28 de febrero de 1989? ¿Hasta cuándo vamos a tener paciencia? Ya el estoicismo se le agota a muchas comunidades, en especial a la de San Rafael de Cordero. Hay funcionarios medios que no cumplen sus orientaciones ¿O acaso sí cumplen fielmente sus órdenes?

UN ALERTA PÚBLICO AL ALCALDE DE CÁRDENAS

Aprovechamos para hacerle, con todo respeto, un llamado público al recién electo Alcalde, de la Alcaldía Bolivariana de Cárdenas, Richard González: deje de rodearse de algunos personeros que le han hecho mucho daño al movimiento comunal en el Táchira por la deshonestidad, la ineficiencia y la incapacidad que han demostrado. Pele el ojo y póngase pilas. No se deje meter gatos por liebre. Sabemos de sus buenas intenciones, pero como no los recordó hace poco el propio Presidente Maduro: “Los deseos no empreñan”. Queremos ayudarlo si usted se deja.

Sabemos cómo y queremos ayudarlo. Si usted lo permite y nos da ejemplo práctico de que realizará una gestión eficiente, decente, comprometida, participativa al lado de su pueblo. Deje de rodearse de bandidos que son mal ejemplo e inhibidores del proceso revolucionario.

QUEREMOS COLABORAR Y ESTAMOS A LA ORDEN

Estamos a la orden, apreciada directiva del PSUV del Estado Táchira y demás organizaciones del Gran Polo Patriótico, sobre todo, estamos a tu orden, apreciada Zoraida Parra, Jonathan García y respetado señor Alcalde del Municipio Cárdenas.

Estamos a la orden, respetado y admirado, hermano de luchas: Freddy Bernal, para ayudarte en los CLAP, especialmente, en la parte PRODUCTIVA. Estamos a la orden, señor Alcalde de Cárdenas para ayudarlo a elaborar un adecuado Plan de Desarrollo Integral del Municipio Cárdenas, apoyados en el MEPLADIM, método que creamos y aplicamos desde la Universidad del Zulia, a través de la Dirección de Planificación Universitaria a finales de los años 80 y que luego aplicamos a comienzos del siglo XXI, a través de CORPOANDES.

ESTAMOS A LA ORDEN SEÑOR PRESIDENTE MADURO

En fin, estamos a la orden, querido y respetado, señor Presidente Maduro, para evitar que la oposición se salga con la suya y llene al país de violencia, destrucción y miseria. Para evitar que haya una rebelión del pueblo, cansado de tantas promesas incumplidas. Para evitar un sangriento Golpe de Estado y lo que sería más grave, pues es un escenario que cada día toma más fuerza: una intervención militar extranjera con el auspicio de los EEUU y del sionismo internacional, a través de Colombia y quién sabe si de Brasil y Perú. Ojalá, los pueblos de esos países reclamen a sus gobiernos respeto a nuestra soberanía e independencia. Los acuerdos de los gobiernos y líderes de los países del ALBA es un buen aporte, aunque no suficiente. Requerimos que sean los pueblos los que se unan y reclamen, con valentía, la paz y la UNIDAD de nuestros pueblos. No podemos permitir que el Diablo y la maldad hagan de las suyas. Es la hora del combate definitivo por una nueva Civilización.

LA COMUNIDAD TAMBIÉN EXIGE QUE SE LE RESPETE

Estamos a sus órdenes para ayudarles. Sólo exigimos que se nos escuche y se nos cumpla. Sólo pedimos, con fuerza y firme decisión, que no sigamos engañando la buena fe y las esperanzas de las comunidades.

En particular, exigimos que a la Comunidad de San Rafael de Cordero, especialmente, la parte media, se nos dé la oportunidad de demostrar que SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO y que no es una caja de CLAP, lo más urgente e importante que pedimos, exigimos es respeto a NUESTRA DIGNIDAD y con ello a nuestros legítimos derechos.

Respetar para que nos respeten debe ser la consigna y la realidad.

Sobre Gabriel Ybarra