Derrotemos el modelo económico garrapata. ¡Mi vergataria propuesta! Por: Amaranta Rojas

domingo, 25 de noviembre de 2018 01:15 pm

Como ya es del conocimiento público, el rentismo que ya estaría
extinguiéndose, cada vez se consolida. La “revolución” está decidida a
saciar su sed de divisas a costa de profundizar el modelo económico
extractavista, que es como una garrapata.

Nuestra moneda es por ahora el Petro, cuyo respaldo es el petróleo
enterrado en el subsuelo. No es un “pote” de aceite, lo cual le daría
un valor agregado. Dentro de muy poco, seremos un país con unas siete
monedas (petro, hierro, oro, coltan, diamante) todas ancladas a los
huecos y los daños irreversibles que le asestamos a la naturaleza.
Maduro y sus técnicos se aferran a este modelo económico garrapata,
que viene desde la IV.

Como todo en la vida, hay garrapatas grandes y chiquitas. Las grandes
grandes chupan más y enferman más. Las garrapatas grandes están muy
bien. O sea, el modelo económico garrapata es un modelo socialmente
torcido.

Propongo entonces, acabar con este modelo económico garrapata, que
sólo chupa y chupa. Como uno de las pocas cosas que se producen en el
país y que tiene un alto valor agregado es el casabe; o sea, el casabe
es producto del esfuerzo creador (TRABAJO) de mujeres. El casabe es
como unos de nuestros pocos símbolos de trabajo.  Es una de las pocas
cosas se se salta el modelo económico garrapata.

En consecuencia, emplazo a Maduro para que ancle el valor del bolívar
a una torta de casabe. Así, indiscutiblemente estaremos dando un gran
paso en la concreción del “socialismo feminista”, porque las mujeres
son las que mayoritariamente  están dedicadas a esta actividad
PRODUCTIVA.

El casabe hasta ahora no tiene ningún agrado importado y es una de los
pocos alimentos auténticamente nacional, que es producto del trabajo y
de enterrar el palo de yuca.

Solicito a Maduro, que frente a la posibilidad de un dolartoday
manipulando una torta de casabe, tenga una carta bajo la manga con una
criptomoneda “papelón”. Sabemos que el papelón y la panela son
igualmente productos auténticamente nacionales y logrado con el
TRABAJO PRODUCTIVO DE VENEZOLANOS.

Así estaremos dándole un golpe certero a este modelo económico
garrapata, que ya echas muchas raíces en el país. Todo debe ser
contabilizado bajo este nueva moneda. Los intercambios comerciales
internos y externos se realzaran teniendo como referencia la cantidad
e trabajo femenino incluido en una torta de casabe.

Puede ahorrarse en casabe y papelón, lo cual será un indicador de
ahorro y de un PIB sustentado en el trabajo.

Sobre Gabriel Ybarra