ALERTA | ¡Los lunares no se queman!

martes, 18 de febrero de 2020 01:18 pm

Marta tenía en su espalda un lunar de varios colores, significativamente grande y con apariencia escamosa. El lunar nunca le gustó a Marta desde que apareció en su piel y fue por eso que decidió consultar en la estética que le recomendó su prima.

En la estética solo le comentaron a Marta el costo del procedimiento – no tardaremos más que unos minutos pues el quemado de lunares es un procedimiento muy sencillo– le dijeron. Y así, un día cualquiera, Marta salió contenta pensando que días después se libraría de ese feo lunar.

Al pasar las semanas, Marta comenzó a notar cambios en su estado de salud, por lo que después de varios análisis le dieron la noticia de que tenía cáncer. La razón de su cáncer provenía de un melanoma que no había sido removido y diagnosticado a tiempo.

El melanoma es un tipo de cáncer de piel asociado a los lunares, se produce a partir de las células que dan pigmento a la piel, son rápidos en crecimiento y muy agresivos, con una tasa de mortalidad alta si no se tratan a tiempo o de la manera indicada. Al ser un tipo de cáncer, también existe la posibilidad de que realice metástasis en otros órganos del cuerpo.

Día a día los médicos especialistas en dermatología diagnostican y tratan a pacientes con melanoma, que no se detectaron en el momento justo o fueron tratados de manera incorrecta y comprometen la salud e incluso pueden llegar a causar la muerte.

Es por esto que la Asociación Costarricense de Dermatología (Asoderma) insiste a la población en hacer revisiones constantes de su piel con los médicos dermatólogos que son los únicos especialistas con el criterio técnico y profesional, además de las herramientas adecuadas para determinar si un lunar requiere solo una eliminación estética o si requiere de tratamiento quirúrgico y oncológico al tratarse de una lesión maligna.

La aparición de lunares es muy común en las personas, muchos de ellos aparecen durante la infancia y se desarrollan a partir de las células productoras de pigmento de la piel llamados melanocitos. En la consulta con el dermatólogo, se analiza bajo el dermatoscopio, herramienta de observación que permite ver varias capas de la piel, aspectos claves para determinar si es necesario realizar una biopsia en el lunar, manera de diagnóstico del cáncer de piel.

“No todos los lunares requieren de tratamiento, algunos son solo una incomodidad para el paciente a nivel estético y si así desea la persona, el dermatólogo puede removerlo. Como Asociación insistimos mucho que sea el especialista en dermatología quien decida cómo y porqué se debe remover un lunar. Es muy peligroso cuando el paciente asiste a centros estéticos que no tienen ni el equipo ni la preparación para realizar estos procedimientos y terminan perjudicando y hasta arriesgando la vida del paciente” comentó Allan Sunikansky, presidente de la Asociación Costarricense de Dermatología.

Al auto examinar los lunares, las personas deben buscar y pensar en 7 aspectos relevantes:

  • La asimetría, si el lunar presenta una forma irregular.
  • Los bordes, si son irregulares o tienen un color más intenso que la totalidad del lunar.
  • El color, si presenta varios colores o un negro intenso.
  • El diámetro, un lunar no deber ser más grande que un borrador de lápiz.
  • La elevación, esto quiere decir que es un lunar con relieve.
  • La historia familiar, si se registran casos de Cáncer de Piel, es sumamente importante la minuciosa atención porque es probable que se repita.
  • También si presenta picos, ardor o sangrado.

Si la persona presenta al menos 3 de estos aspectos, debe consultar con el médico dermatólogo de manera urgente para lograr una detección temprana, además de comprometerse a examinar constantemente su piel para identificar nuevas apariciones.

“Es importante mencionar que existen muchos procedimientos que los pacientes no deben realizarse en otro lugar que no sea el consultorio de un especialista en dermatología. Por ejemplo, procedimientos que involucren anestesia local o completa, las depilaciones o tratamientos con láser para eliminar arrugas o manchas también deben estar bajo el criterio de un dermatólogo, aunque lo aplique un esteticista. Es muy común recibir casos que perjudicaron gravemente la salud del paciente y además su bolsillo por adquirir tratamientos ineficaces.” – dijo Sunikansky.

Si desea realizarse un tratamiento estético o presenta alguna condición en la piel, uñas o cabello, recurra al profesional correcto, al médico especialista en dermatología y no arriesgue su salud.

Con información de Salud

Sobre gabriel ybarra

[fbcomments]